Vecinos de Salta quieren estatizar el servicio de energía

Por el calor extremo, y también para permitir la participación de trabajadores que a esa hora ya abandonan sus tareas, hace dos semanas que las asambleas del norte salteño por el tarifazo eléctrico (Orán, Tartagal y Embarcación) se realizan de noche. Ayer, en el acampe en la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, un vecino reprodujo parte de una entrevista realizada al gobernador Gustavo Sáenz. “¿Se sabe quiénes son los accionistas de Edesa?”, le preguntó un periodista al mandatario salteño. “La verdad, nunca me puse a ver quienes son los dueños”, respondió. “Sería una imprudencia de mi parte y una irresponsabilidad decirlo. De todos modos, no me interesan los dueños, sino que den un buen servicio. Caso contrario, que vayan buscando otro trabajo”, sostuvo.

Los vecinos del acampe de Orán no le creyeron. “Nosotros queremos que se rescinda el contrato y que Edesa (la sociedad anónima que monopoliza el mercado eléctrico salteño desde 1996) se vaya”, expresó el asambleísta Ruben Tolay. “Al irse la empresa, tenemos que obligar a la provincia a que invierta y mejore el servicio. Esta empresa no va a mejorar nada”, explicó. “No hay que pedir que venga otra, porque ya pasó con Aguas del Norte (la sociedad a cargo del servicio de agua). El dueño de la energía tiene que ser la provincia, es decir nosotros. Incluso debemos pedir una comisión de usuarios que audite”. Al finalizar su intervención, otra vecina con la ayuda visual de una pizarra, explicó que Edesa “es una empresa monopólica. Ellos tienen la energía más cara (del país), porque en la boleta nos cobran por energía reactiva (un plus en función del consumo), más cargo fijo, más IVA. Así no hay bolsillo que resista”, manifestó.

El gobierno de Salta dispuso ayer, mediante el decreto N° 50, una «Bonificación de tarifa para zonas cálidas» en el servicio de energía eléctrica prestado por la empresa Edesa para usuarios que residen en los departamentos de Orán, San Martín, Anta y Rivadavia. La decisión llegó el día después del magro resultado de la mesa de diálogo entre funcionarios y representantes de las protestas de Tartagal y Orán, cuya primera reunión se realizó el miércoles último en la localidad de Campamento Vespucio. Si bien se había previsto hacerla en General Ballivián, el lugar se cambió para evitar que hubiera alguna manifestación.

 

“Estos políticos aplauden como focas. Los llamo a la seriedad. Son obsecuentes. Estan aplaudiendo como operadores políticos de la empresa”, expresó anoche su descontento otro asambleísta de Orán. Hizo alusión al revuelo (mediático y en redes sociales) que provocó el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos de Salta, Carlos Saravia. En la reunión del miércoles último con vecinos de Tartagal y Orán, el funcionario dijo que pidió ayuda a intendentes, diputados, senadores y concejales de los departamentos de Orán y San Martín, y nunca obtuvo buena respuesta.

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse