spot_img
spot_img

Alberto habló tras el quiebre político en el Gabinete: “Con presiones no me van a obligar”

Descalifica los ofrecimientos de renuncia en cadena que comenzó el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro y cuestiona a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Ella me conoce, sabe que por las buenas a mí me sacan cualquier cosa. Con presiones, no me van a obligar”. Califica a los amagues de renuncia como “una estudiantina”, cuando es más suave. En confidencia acude a remembranzas de la década del 70, regresión propia entre peronistas cuando se pelean de veras, no para reproducirse. En otros momentos deriva en metáforas de TC 2000: “aceleraron en el barro y, claro, quedaron empantanados”.

Desde la noche del miércoles, llegaron por distintas vías, mensajes kirchneristas al presidente. “Me piden que pare, pero yo no hice nada” se enchincha Alberto. El diputado Máximo Kirchner, chimentan en su torno, llamó al presidente del cuerpo Sergio Massa para bajar decibeles y enfriar el episodio. “¿Por qué no me llamó a mí?” interrogó Fernández a sus dos o tres confidentes más cercanos del elenco oficial. La candidata bonaerense Victoria Tolosa Paz transmitió a su vez una rama de olivo hacia Olivos.

La idea del presidente es hacer cambios en el Gabinete, conversados el martes mismo con Cristina. “Lo charlamos, acordamos nombres. Eso sigue en pie” actualiza AF. “No entiendo para qué se apuraron”. Y confirma lo que Cristina le hizo saber al ministro de Economía por celular. “Jamás me pidió la renuncia de Martín Guzmán”.

Para el presidente resultaron cruciales los apoyos internos recibidos. Supone que el ala díscola del Gabinete y Cristina también repararon en ellos. “Me llamaron todos los gobernadores. Me decían que les aceptara las renuncias, que los sacara” Parece que unos cuantos sugerían adonde mandarlos en tosco lenguaje coloquial.

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) llegaron señales parecidas, comunicados, telefonemas a la Casa Rosada. El Movimiento Evita había convocado a una movilización a Plaza de Mayo, esta tarde. Con gentileza el presidente les pidió que las suspendieran.

Enojado sigue, no desea escalar. “Algunos me plantean que lo raje a Wado, que es un buen ministro”. “¿Cómo me voy a desprender de (la titular de la ANSES) Fernanda Raverta, una funcionaria super laburadora y eficiente?”. “Es incomprensible” repite el presidente quien a veces se pone demasiado cartesiano. “¿qué sentido tiene que renuncie el titular de Aerolíneas Argentinas?” El sentido es el pressing, el gesto colectivo.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse