Rio Negro: Aníbal Fernández aseguró que «lo que no se puede hacer es que la gobernadora nos quiera conducir diciendo que es una obligación de Nación»

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que «prender fuego lugares públicos no tiene nada que ver con reivindicar un derecho», en referencia a los conflictos con las comunidades mapuches. Además, aclaró que la seguridad debe ser garantizada por el gobierno de Río Negro.

«No es obligación del Estado nacional la seguridad de Río Negro», aclaró el funcionario en diálogo con La García, por AM750. En una carta, el presidente Alberto Fernández le comunicó a la gobernadora Arabela Carreras su «firme decisión» de asistir con efectivos de Gendarmería para patrullar la zona ante los ataques incendiarios registrados en El Bolsón.

En ese contexto, el titular de la cartera de Seguridad explicó que «el poder de la policía local le pertenece a los gobiernos locales», en tanto que resaltó que no se «metió» en las decisiones de Carreras. «Lo que no se puede hacer es que la gobernadora nos quiera conducir diciendo que es una obligación de Nación», subrayó Fernández este viernes.

Ante las posturas que consideran el conflicto con los pueblos originarios del sur argentino como «ataques mapuches» o «terrorismo», el exjefe de Gabinete aseguró que su función «no es definir» de qué se tratan los disturbios, sino que «lo tiene que definir la Justicia».

«Si eso es así, hay que hacer la denuncia en donde corresponde y que lo investiguen. Yo no soy quien para ponerme ni a quitarle fuerza, ni cuestionarlo, ni criticarlo. Lo define la Justicia que también puede darle instrucciones a las fuerzas de seguridad de la provincia para que actúen», detalló Fernández.

Y definió: «Me parece que el camino de Río Negro es que esto se va a resolver cuándo se sienten en la mesa. Se piensan que la solución es como Julio Argentino Roca, yendo a la ‘campaña del desierto’ y me parece que se equivocan feo».

Sin embargo, el ministro advirtió que no está de acuerdo con «muchas de las cosas que suceden» ya que «prender fuego lugares públicos no tiene nada que ver con reivindicar un derecho, ni mucho menos con soluciones definitivas a este tema». «Es un delito», deslizó y agregó: «No tengo miedo de decirlo».

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse