Asesinaron a un joven en una pelea y lo despidieron a los tiros en el cortejo fúnebre

Pasaba el cortejo fúnebre camino al Cementerio de Villegas, en la localidad bonaerense de San Justo, para despedir a Fabricio Sebastián Elguero, un vendedor ambulante de 21 años que fue asesinado pocos días atrás, luego ser baleado en un enfrentamiento entre bandas en el barrio Villegas de Ciudad Evita, recorría las calles de esa zona, cuando de pronto las detonaciones retumbaron entre los bocinazos de los vehículos que formaban parte de la caravana.

En medio de la ceremonia, dos amigos de Elguero que participaban sacaron sus armas y dispararon al aire, por lo menos diez veces, según se observa en un video que filmó alguien más. Ese fue el inicio de incidentes con la Policía que terminaron con patrulleros apedreados, un oficial herido y uno de los tiradores detenido.

La escena ocurrió el mediodía del jueves pasado en el cruce de avenida Crovara y la calle 900 y el arrestado fue Ezequiel Gómez, vecino de uno de los monoblocks de la zona, de 21 años, y amigo de Elguero. Se trata del hombre que disparó mientras viajaba en una moto, tal cual se ve en la filmación difundida.

Gómez fue arrestado tras intentar evadir sin éxito a la Policía Bonaerense que se había acercado hasta ese lugar a raíz de llamados al 911 por los disturbios ocasionados. Junto a su acompañante con el que circulaba en la moto, quiso huir al ver a los uniformados. En el intento de fuga, ambos trataron de descartar y arrojaron el arma de fuego, una pistola Jericho 941 calibre 9 mm., con cargador y tres proyectiles intactos, que luego fue secuestrada.

En ese momento, Gómez cayó del rodado y rápidamente fue capturado. Su compañero, en tanto, logró fugarse. Sin embargo, parte de la gente que acompañaba el cortejo se opuso a la detención. Varias personas con actitud hostil comenzaron a rodear a los policías. Les arrojaron piedras y otros elementos a los patrulleros. Producto de los incidentes, uno de los agentes terminó con una herida en la nariz.

La tensión se calmó minutos después. Gómez, que tenía un cargador de calibre 9 mm vacío sin municiones entre sus pertenencias, fue trasladado a la Comisaría Sexta de San Alberto, bajo la imputación de lesiones y portación ilegal de arma de guerra. En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción Nº 11, a cargo de Fernando Quiroga.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicidadspot_img

Instagram

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse