Un empleado de seguridad dañó una obra de arte expuesta en una galería rusa

Una pintura de la vanguardista Anna Lepórskaya (1900-1982) que se exhibía en el Centro Presidencial Boris Yeltsin de la ciudad rusa de Ekaterimburgo resultó dañada por un empleado de seguridad del lugar que, en su primer día de trabajo, le dibujó los ojos a dos de los rostros ciegos de la obra «Tres figuras».

El hecho -que recuerda a lo sucedido en Zaragoza con una anciana que en 2012 dañó el lienzo de principios del siglo XX, Ecce Homo, del pintor D. Elías García Martínez con la intención de restaurarlo- ocurrió en diciembre pasado, pero se conoció a mediados de enero de este año y este miércoles se difundió quién fue el autor del hecho vandálico.

La obra había sido cedida por la Galería Estatal Tretyakov de Moscú para la exposición «El mundo como no objetividad» que tiene lugar hasta el 20 de febrero.

A partir de una investigación policial se determinó que la persona que dañó el cuadro era un guardia de seguridad de una empresa privada, según confirmó en un comunicado el director ejecutivo del Centro Yeltsin, Alexander Drozdov, según The Art Newspaper.

El guardia en cuestión, de 60 años, dañó la pintura «con un bolígrafo con la marca del Centro Yeltsin», informó la curadora de la muestra, Anna Rshetkina, quien agregó que “todavía se desconocen sus motivos, pero la administración cree que fue una especie de lapso de cordura”.

A raíz de lo sucedido el guardia fue despedido y la semana pasada fue detenido por la Policía por cargos de vandalismo criminal, lo que está penado con una multa de hasta 74,9 millones de rublos (casi 1 millón de dólares), el monto por el que estaba asegurada la pintura, y hasta un año de trabajo correccional o hasta tres meses de prisión, según reveló el diario británico The Times.

No obstante, el daño sufrido por la obra puede ser reparado, ya que «la tinta ha penetrado ligeramente en la capa de pintura, porque el blanco de titanio utilizado para pintar las caras no está cubierto con barniz», pero las marcas se «hicieron ligeramente», explicó el pintor y promotor cultural Ivan Petrov.

Según la Galería Estatal Tretyakov, los costos de restauración ascienden a 250.000 rublos (unos 3.000 dólares), lo que implica una fracción del costo del seguro, de los que se hará cargo la aseguradora privada AlfaStrakhovanie, que realizó la valoración inicial de la obra.

La pintura fue devuelta a la galería y luego de ese hecho el centro Yeltsin instaló pantallas protectoras en las obras restantes de la exposición.

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse