Tailhade complicó a Ocaña y presentó un informe exigiendo datos sobre los costos de interrumpir el Plan Qunita

El diputado nacional por el Frente de Todos, Rodolfo Tailhade presentó un informe a la Cámara de Diputados, exigiendo los datos sobre casos de muertes infantiles, complicaciones médicas de niños por la práctica de colecho y casos asociados a bronquiolitis desde que se interrumpió el Programa Qunita por la denuncia penal de la Diputada Graciela Ocaña.

“Durante la presidencia de la Dr. Cristina Fernández de Kirchner en el año 2015 se lanzó el Programa Qunita que preveía la entrega de un kit que contenía una cuna, colchón, un juego de sabanas y ropa para el bebé como para la madre” comienza el informe y detalla de qué trataba el plan.

“El Programa Qunita era una política pública que promovía cerrar brechas de inequidad a través de intervenciones de beneficio probado en reducir mortalidad infantil. En ese sentido, la entrega de un moisés a familias en situación de vulnerabilidad social y sanitaria tomaba como referencias exitosas como las de Finlandia y Chile. Por otro lado, el uso del moisés es una herramienta importante para prevenir la muerte infantil por colecho, especialmente en poblaciones vulneradas (documento de la Sociedad Argentina de Pediatría)”.

“Al parecer a un sector de la oposición de ese momento le disgustó este programa reparatorio de la dignidad de miles de niños y niñas ya que solo después de una semana de haber sido lanzado por la presidenta de la Nación, la diputada Graciela Ocaña presenta una denuncia penal por un supuesto fraude a la administración pública a partir de presuntos sobreprecios en los costos de los productos que conformaban el kit.”, asegura Tailhade, y agrega: “La denuncia de Ocaña estuvo basada en información totalmente falaz y su presentación fue producto de una deliberada maniobra para impedir los resultados exitosos del programa en función de evidentes expectativas electorales”

“Acompañada a esta denuncia se inició una campaña mediática feroz contra este programa, un más dentro de la especie “fake news” que tan bien manejan algunos sectores políticos en complicidad con los grandes medios de comunicación, señalando que se trataba de simples “cunas de cartón” y decenas de mentiras más replicadas por los grandes medios concentrados. El expediente de la causa del Plan Qunita fue instruido por el fallecido juez federal Claudio Bonadio, quien en su momento procesó al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández y al exministro de Salud de la Nación y actual titular de esa cartera en la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, y su actual viceministro, Nicolás Kreplak”, continúa el diputado.

“Quedo demostrado que desde un comienzo hubo una voluntad política por parte de un sector conservador en contra del Programa Quinitas, que lo único que hizo fue desprestigiar el mismo a través de las vías judiciales y mediáticas. Los funcionarios que fueron falsamente acusados podrán ser sobreseídos e incluso iniciar juicios a Graciela Ocaña, pero, ¿es la denunciante completamente consciente del inmenso daño causado a miles de niños y niñas que podrían haber sido beneficiarias de este kit?”.

“Por esta razón es que pongo en consideración del cuerpo este proyecto y solicito a los/as diputados/as que me acompañen a fin de que conozcamos de manera concreta el daño producido por acusaciones falsas contra una política pública que tenía objetivos sumamente nobles. También me parece un acto reparador principalmente en la memoria de su creador Santiago Ares.” Finaliza Tailhade con su firma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse