Matrimonio igualitario en Chile: “Es el precedente de un cambio por una demanda histórica que se marcó”

Con 82 votos a favor, 20 en contra y dos abstenciones, la Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes el proyecto de ley que permitirá el matrimonio igualitario. Previamente, el Senado se había pronunciado con 21 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones.

La ley establece otorgar a las parejas del mismo sexo todos los deberes y derechos que gozan en la actualidad los matrimonios heterosexuales. Asimismo, garantizar que no se discrimine a los individuos por su orientación sexual e identidad de género para efectos de custodia de hijos o hijas, filiación y adopción.

Además, se reconoce la maternidad y paternidad de mujeres y hombres trans en los certificados de nacimiento de sus hijos o hijas, e incluso se determinó que el orden de los apellidos de las parejas del mismo sexo será definido por los progenitores y que, en caso de que no se alcance un acuerdo, el Registro Civil lo resolverá en un sorteo.

Gaspar Domínguez, convencional constituyente de la región de Los Lagos, le brindó una entrevista a Sumario refiriéndose a la ley aprobada y su trascendencia en las políticas públicas y sociales que se desplegarán de ahora en más en el país vecino.

¿Cuál crees que pudo ser la intención de Sebastián Piñera (Presidente de Chile) de anunciar un tratamiento urgente de esta ley?

“Yo creo que puede existir la tentación de creer que es una intención política de generar una noticia positiva antes de terminar este gobierno. Pero más allá de esto, es una demanda ciudadana que tiene años de activismo y de personas trabajando en impulsarlo. Lo que determinó que hoy estemos aprobando este proyecto de ley es la presión de la sociedad civil organizada y de los movimientos LGTBIQ+, que han logrado empujar esta demanda histórica para instalarla y ser el octavo país de Latinoamérica en aprobar el matrimonio igualitario”

¿Por qué crees que el proyecto se vio estancado durante casi cuatro años, cuando fue presentado por Michelle Bachelet (Ex presidenta) en 2017, y cuál crees que es la principal razón por la que logró aprobarse este martes?

“Bachelet lo presentó muy poco tiempo antes de terminar su periodo y cuando llegó el nuevo presidente se les quitó la urgencia a los proyectos de ley y se le aumentó la importancia a los del propio sector. Yo creo que lo que pasó es que Piñera vio que se termina su periodo y no tenía un proyecto alternativo, entonces le puso urgencia al de Bachelet guardado, lo que fue muy positivo porque ingresó a la cámara, se discutió, se mejoró y se logró aprobar muy bien”

¿Cuáles crees que pueden ser los principales inconvenientes de este proyecto, qué trabas a resolver ven de acá en adelante?

“El proyecto tiene algunos problemas a analizar, no avanza en materia de vientre de alquiler, queda prohibido. En el caso de que dos hombres sean padres de un hijo/a, queda abierta la posibilidad a que la madre biológica reclame la maternidad de este niño, en el caso contrario igual. Cuando hay un matrimonio heterosexual y una de las personas cambia su sexo registral, la contraparte debe responder si desea o no seguir casado. Es arbitrario y discriminador, podría quedar en que, si una de las personas cambia su sexo, el matrimonio siga a menos que uno lógicamente no desee continuarlo.

Tenemos algunas trabas a resolver y debemos discutirlo en el parlamento para perfeccionar la ley, pero no son una amenaza, ya que Chile tiene una institucionalidad fuerte y si una ley es validada por el Parlamento, la Cámara baja y alta y el Presidente, no tiene problemas prácticos para implementarse”

¿Cuál era la urgencia de esta ley sobre el matrimonio igualitario en específico? ¿Qué precedente se marcó a partir de hoy?

“Es muy importante contextualizar que Chile es un país extremadamente conservador, que en 1998 era ilegal ser homosexual, y que en ese mismo año se derogó el artículo 365 que determinada a la sodomía como un delito. En su momento, los sectores conservadores de la derecha se opusieron porque creían que podía favorecer la homosexualización de la sociedad, hoy vemos que se repite el patrón en esos mismos sectores, pero pese a eso se aprobó. Es el precedente de un cambio dramático por una demanda histórica que se marcó”

¿Cuál es la próxima lucha a conquistar en materia de derechos humanos?

“Quedan muchas luchas de las organizaciones y de la sociedad en materia LGTBIQ+, materias pendientes en la alquilación de vientre y la fertilización asistida como prestaciones de salud. Una ley trans integral que permita mejorar las condiciones de existencia, queda mucho que avanzar en materia de no discriminación y no violencia. En una Educación Sexual Integral que permita educar a los niños y adolescentes para construir una sociedad más tolerante. El proyecto de ley fue rechazado en una votación única en 2020 y debemos seguir en estas materias porque es una necesidad conquistar otras luchas”

Por Trinidad Cirigliano

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse