Las celebridades tienen aseguradas las partes más famosas de sus cuerpos

Celebridades del mundo de la moda, música y deporte han optado por hacerlo.

La supermodelo Heidi Klum hizo saber a la opinión pública que sus piernas están aseguradas en 2,2 millones de dólares. La revelación, hecha a la conductora Ellen DeGeneres en su show televisivo, incluyó el detalle de que, además, esas dos extremidades de la bella mannequin alemana no valen lo mismo: una de las piernas de Klum tiene una cicatriz, y por tanto, la póliza es menor en ese caso.

El mítico Keith Richards guitarrista y fundador de los Rolling Stones, también optó por la alternativa al asegurar sus manos; las dos, y en este caso por un mismo monto: 1,6 millones de dólares.

El arquero Iker Casillas, que desde 2007 -época en que jugaba en el Real Madrid- cuenta, además de guantes para atajar, con protección extra: un contrato por 7,5 millones de la moneda estadounidense se gatillaría en caso de que sus manos dejen de ser útiles (de manera violenta y repentina) para preservar el arco.

Casillas, a su vez, encontró una veta publicitaria al difundir esa contratación promocionando a las aseguradoras, e incluso convenció a colegas de hacer lo mismo, difundiendo la costumbre en el fútbol en general.

El gran Cristiano Ronaldo no podía ser menos. En el caso del portugués, el bien a proteger fueron sus piernas, con las que batió todos los récords conocidos: 144 millones de billetes con la cara de George Washington cobraría el goleador si quedara invalidado para anotar.Por su parte, David Beckham, confirmó que también aseguró sus extremidades inferiores y aunque no se reveló el monto por el cual firmó al respecto, sí trascendió que tiene asegurado también su rostro, por 40 millones.

Fernando Alonso acudió al Banco Santander a fin de asegurar la porción más chica en este repaso: sus pulgares, indispensables para el corredor de fórmula 1. Aquí, el contrato fue en moneda europea:10 millones de euros.

Miley Cyrus -volviendo al mundo del espectáculo- fue quizás la más discreta a la hora de cotizarse, aunque lo hizo sobre un órgano particularmente multifuncional: la lengua. El monto, sin embargo, parece exiguo en comparación con los ejemplos previos: apenas un millón de dólares. 

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse