La Undav niega que el aporte extraordinario pueda desalentar la inversión

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) rechaza el argumento de un supuesto impacto negativo en la inversión privada esgrimido por sectores que cuestionan el proyecto de Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas, al señalar que, en países de la OCDE, no se verifica «relación entre impuestos a la riqueza y participación de la inversión corporativa sobre el total».

«El argumento sería que altos impuestos al patrimonio, reducen la expectativa de rentabilidad de la riqueza, con lo cual desincentivan al ahorro, la inversión, y, por lo tanto, el crecimiento. Otra vez, la evidencia desnuda dicho argumento. Prácticamente no hay relación entre impuestos a la riqueza para países de la OCDE y participación de la inversión corporativa (empresas) sobre el total», indica el informe.

De esta forma hace referencia a la iniciativa impulsada por el oficialismo que hoy será debatida en el marco de una sesión especial de la Cámara de Diputados convocada para esta tarde.

En este sentido, el trabajo del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav señala que, si hubiera relación entre «impuestos a la riqueza» e inversión, «se percibe más bien positiva», es decir que «a más impuestos a los ricos, más inversión de empresas en el país»

Con este argumento, el informe concluye que «no parece que existan verdaderos motivos para preocuparse por un impacto negativo en la inversión a causa de un eventual impuesto a la riqueza».

Por otro lado, remarca que la presión impositiva de la Argentina, que se ubica en el 30%, está al mismo nivel que la de Estados Unidos y Canadá, y es menor a la de Brasil, Uruguay y al promedio de los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que está en el 34%.

Según el relevamiento, la Argentina tiene menor presión impositiva que Francia y Dinarmarca, donde es del 46%; que Bélgica, del 45%; Suecia, del 44%; Italia, del 42%; Holanda, del 39%; Noruega y Alemania, del 38%; Portugal, del 35%; España, del 34%; Reino Unido, del 33%; Brasil y Canadá, del 32%; y Uruguay, del 31%.

Asimismo, similar presión impositiva a la de Argentina tienen Suiza, del 29%; Estados Unidos y Corea, del 27%.

«Suele instalarse que la Argentina cuenta con una carga tributaria general excesivamente alta, pese a que las estadísticas internacionales no van en línea con dicha afirmación», subraya la UNDAV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse