Horror en Palermo: un ladrón usó de escudo humano a la empleada de una zapatería y fue baleado por la Policía

Las empleadas de una zapatería ubicada en Armenia al 1700, en pleno barrio de Palermo, fueron sorprendidas en la noche del miércoles por un delincuente que ingresó armado al local con la intención de llevarse la recaudación del día. El hecho se produjo cerca de las 20 cuando el ladrón aprovechó que el comercio estaba vacío para ingresar a punta de pistola.

Un vecino que vio la secuencia desde su balcón llamó a la Policía de la Ciudad, que rodeó el lugar en cuestión de minutos. Al verse acorralado, el hombre intentó salir, utilizando a una de las empleadas como rehén, pero fue baleado por uno de los efectivos y trasladado de urgencia al Hospital Fernández, donde fue operado y se encuentra estable.

Por una cuestión de procedimiento, al registrarse los disparos por parte del efectivo policial, la Justicia porteña determinó que intervenga la Policía Federal, que fue la que realizó el levantamiento de rastros para un estudio criminalístico.

Lo primero que determinaron fue que el arma que utilizaba el delincuente era una réplica. Además, se contaron 4 disparos que salieron del arma del agente, de los cuales dos habrían impactado en el ladrón, uno en el abdomen, y los restantes primero en la vidriera del comercio y luego en la zona de la caja registradora.

Según la reconstrucción policial, que aún resta que sea verificada por la Justicia con las pericias correspondientes, el delincuente primero le robó a una mujer que caminaba por Plaza Serrano y se dio a la fuga. En su escapatoria aprovechó que las empleadas de la zapatería de Armenia al 1700 estaban con la persiana a medio bajar para ingresar con el arma en la mano. Una vez adentro, les exigió los celulares y la recaudación del día, pero antes de salir se vio rodeado por 3 patrulleros que llegaron al lugar alertados por un vecino.

Con los policías de la Comisaría Vecinal 14 A y luego de la Brigada de Robos y Hurtos rodeando el lugar, el delincuente atinó a tomar a una de las empleadas del cuello para utilizarla de escudo humano. Apenas alcanzó a dar unos pasos por la vereda cuando uno de los policías abrió fuego y lo hirió.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicidadspot_img

Instagram

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse