Golpe en Bolivia: la Fiscalía imputó a exmilitares por participar en la investidura «ilegal» de Jeanine Áñez

La Fiscalía de Bolivia imputó a los exmiembros del Alto Mando de las Fuerzas Armadas de 2019 por el golpe de Estado perpetrado ese año en el país, basándose en que sin su «participación y cooperación» no se podría haber llevado a cabo la «ilegal concreción de la investidura» de Jeanine Áñez.

Así, la Fiscalía señaló que los imputados «no permitieron la continuidad legítima» del titular de la Presidencia del país, que debería haber sido Evo Morales como vencedor de las elecciones de aquel momento, por lo que perpetraron «hechos delictivos en clara usurpación de la soberanía popular», recoge el portal de noticias boliviano Erbol.

Por lo tanto, el Ministerio Fiscal apunta que los mandos militares violentaron la «legitimidad de las instituciones del Estado y la sucesión constitucional» todo ello «conjuntamente» con Áñez, que precisó de la colaboración militar para concretar «el hecho antijurídico» de su investidura.

De este modo, el exjefe de Estado Mayor Flavio Gustavo Arce, el excomandante del Ejército Pastor Mendieta, el excomandante de la Fuerza Aérea Gonzalo Terceros y el excomandante de la Armada Palmiro Jarjury, pasan ahora a estar imputados en la causa conocida como «golpe de Estado II», aunque ya están en prisión por el caso «golpe de Estado I».

Por su parte, el abogado defensor de los militares, Eusebio Vera, señaló que el proceso del que se los acusa se llevó a cabo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, lugar en el que «en ningún momento se han constituido (los comandantes)», informó el diario boliviano La Razón.

Los acusados también son señalados por presuntamente haber ordenado retirar la medalla y la banda presidencial del Banco Central de Bolivia para entregárselo a Áñez en noviembre de 2019, algo que Vera también rechazó.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse