Desde el oficialismo aseguran que «siempre es reversible el resultado, mientras haya voluntad de escuchar y de resolver los problemas de la gente”

Cuando el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro ponderó la realización del comicio en plena pandemia y anunció que ya con el 60% de las mesas escrutadas, se podían consultar los resultados, el oficialismo notó que perdía en 18 de 24 provincias. «No se puede creer» era la frase más comentada. Y la certeza inexorable de la mesa chica: se vienen cambios de gabinete.

Tan otro era el clima por la tarde, que la precandidata a diputada del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, caminó junto a su compañero de lista Daniel Gollan y Máximo Kirchner,el jefe de bloque de diputados del Frente de Todos; desde la gobernación bonaerense hasta la Casa Axel de la militancia para celebrar en La Plata el triunfo de la lista de concejales que apoyaba el FdT, según dijeron desde el entorno de la candidata.

En cuestión de horas ya estaban en Chacarita las principales figuras del Frente de Todos, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a la cabeza. Cuando estuvo organizado el discurso del Presidente, todos subieron al escenario y habló Fernández.

«Cuando en pueblo se expresa nosotros lo tomamos en cuenta y el pueblo se expresó en un contexto muy particular y evidentemente algo no habremos hecho bien para que la gente no nos acompañe. De los errores aprendemos y hay demandas que no habremos satisfecho y a partir de este lunes nos vamos a ocupar porque todos los que estamos aquí queremos la felicidad del pueblo», dijo Alberto Fernández.

En el Gobierno no consideran imposible dar vuelta el resultado para la elección general de noviembre, aunque fuentes que estuvieron en contacto con la «mesa chica» antes del discurso de Fernández confiaron que se pedían cambios de gabinete de manera «urgente» y que reclamaban «gente con capacidad de gestión». El que más desconcertado estaba era el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. «No podía creer la derrota habiéndose roto el alma como se la rompió», dijo alguien que lo vio antes de que saliera al escenario.

Y aunque Victoria Tolosa Paz trabajó a un ritmo incansable, y nadie deja de reconocer que es una muy buena candidata, ella misma dijo en la madrugada del lunes que se van a poner a trabajar para cambiar lo que haya que cambiar. «Siempre es reversible el resultado mientras haya voluntad de escuchar y de resolver los problemas de la gente. Siempre que hay una elección, hay incertidumbre, La incertidumbre de hoy fue la participación y fue a votar mucha menos gente de la que esperábamos», evaluó la candidata bonaerense.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicidadspot_img

Instagram

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse