Claves para encontrar tu paz interior

Por Raimi Rios

 

De muchas formas se puede llamar a ese estado espiritual que es el polo opuesto al estrés y que produce bienestar íntimo. Es un bien que no se puede comprar pero que se puede y debe buscar y cuya sola búsqueda ya produce efectos benéficos.

Para obtener paz espiritual no necesitamos irnos lejos, recluirnos en un monasterio o subirnos a una montaña. La paz espiritual, el sosiego, el estado de tranquilidad y calma interior se puede experimentar ahora mismo, cada cual en el lugar donde nos encontramos

Se trata de entablar una conexión especial con nosotros mismos, crear un vínculo entre nuestra mente y espíritu.

Factores que impiden la tranquilidad mental y emocional

Para saber cómo encontrar la paz interior, es necesario comprender que ésta no depende de nada ni nadie, sino de vos mismo. Vos sos el único responsable. Aunque pueda sonar duro, en realidad, es maravilloso, ya que esto significa que encontrar la felicidad y la paz interior está en tus manos. Es más, la paz interior no se encuentra, sino que se observa.

Pero, ¿qué pasaría si, por un momento, ordenaras tus prioridades? Si comenzáramos a darle valor a lo que verdaderamente lo tiene: la salud, la tranquilidad, la compañía de nuestros seres queridos y la felicidad de los pequeños momentos. Y es que como su propio nombre indica la paz interior no es algo que viene de fuera, de nuestras circunstancias, si no de la actitud que personalmente elegimos adoptar.

Los lentes que decidimos ponernos para caminar por la vida definen el modo en que la vemos. Por ello, si eres una de las muchas personas que sufre de estrés y ansiedad y deseas cambiar esta realidad, comienza por cambiarte a vos mismo.

Alcanzar la paz interior es para muchos un deseo sin esperanza. Pero esto no tiene por qué ser así. Pequeños cambios y estrategias pueden ayudarte a relajar tu mente y alcanzar esa paz que tanto necesitas y tan beneficiosa es tanto para ti como para los demás

 

Sencillos pasos para relajar tu mente y tener más paz interior

OCUPATE: Uno de los cambios más importantes que debes realizar es el de desterrar la preocupación de tu vida. Preocuparse, aunque a veces resulte inevitable, realmente es inútil.  Cambia el foco, en lugar de preocuparte, ocúpate.

RESPIRA: Existe una correlación directa entre nuestro estado físico y nuestro estado mental. Por ello, cuando la ansiedad te desborde, siéntate y respira. Realiza respiraciones lentas, profundas y diafragmáticas y de inmediato comenzarás a sentir la relajación en tu cuerpo. Dedica, al menos, dos periodos de 10 minutos cada día para respirar de la forma adecuada. Y, en poco tiempo, notarás que tus niveles generales de ansiedad se reducen significativamente.

VIVE EL PRESENTE: Vivir el presente implica atender únicamente lo que está sucediendo en el aquí y el ahora. En otras palabras, significa estar en consonancia con lo que está aconteciendo en este preciso momento; y estar consciente de que todo lo que está fuera de él sencillamente no existe sino en nuestra mente e imaginación.

TEN SUEÑO DE CALIDAD: Cuida que tu descanso sea suficiente en cantidad y calidad. Una de las manifestaciones más comunes de la ansiedad es el insomnio, pero la falta de sueño solo empeora y agrava la situación. Por ello, ponte el firme propósito de dejar las preocupaciones a un lado a la hora de dormir.

A partir de hoy presta la suficiente atención a tu interior, percibe que la paz que buscas ya reside en el fondo de ti. Todos tenemos esa paz interior, sólo que, en muchas ocasiones, existen demasiadas nubes que la tapan: esto es la agitación mental, que, con sus miles de pensamientos continuos, no nos permite ver más allá de las experiencias, pensamientos y emociones, que tenemos en cada momento.

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse