Biden dará marcha atrás con la política de salud de Trump

Como parte de las medidas de su primera semana de Gobierno, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dará marchas atrás con la política de salud de Donald Trump y anunciará que reabrirá los mercados federales para la compra y venta de planes del sistema de salud conocido como Obamacare, y reducirá los requisitos para acceder a Medicaid, el programa público de salud para los sectores más vulnerables.

El presidente Biden firmará hoy un decreto diseñado para ampliar el seguro de salud a través de la Ley de Atención Médica Asequible, más conocido como Obamacare, el sistema de salud que creó mercados federales administrados por el Gobierno federal para ampliar la oferta de los seguros de salud y que sean más accesibles para las personas de menores recursos.

Además, amplió el programa emblema de los años 60, el Medicaid, que asegura cobertura de salud a las personas de bajos ingresos.

Por medio de un memorando presidencial, Biden pedirá al Departamento de Salud y Servicios Humanos abrir un período de inscripción inicial para el Obamacare, a través del mercado de seguros de salud administrados por el Gobierno federal, informó la cadena de noticias CNN.

«Para el presidente Biden, esto es personal», explicó la Casa Blanca en un comunicado de prensa tras el anuncio.

«A medida que continuamos luchando contra la Covid-19, es aún más crítico que los estadounidenses tengan un acceso significativo a una atención asequible», agregó.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del coronavirus y desde la detección del primer caso el país registra un total de más de 25,59 millones de infectados y más de 429.000 muertos.

El período de inscripción se extenderá del 15 de febrero al 15 de mayo, y dará la posibilidad a los estadounidenses que hayan perdido su seguro médico -basado en el empleador debido al creciente desempleo provocado por la pandemia- la oportunidad de inscribirse para obtener cobertura.

Además, fiel a su promesa de campaña, Biden ordenará a las agencias federales que vuelvan a examinar las políticas actuales que pueden socavar el sistema Obamacare y los intercambios de seguros médicos creados en virtud de ella.

Asimismo, solicitará una revisión de las políticas que podrían dificultar que los estadounidenses se inscriban en Medicaid, el seguro de salud del Gobierno estadounidense que ayuda a personas de bajos ingresos a pagar sus cuentas médicas.

En noviembre pasado, el Gobierno de Trump y varios estados republicanos argumentaron en la Corte Suprema que el sistema Obamacare debería ser anulado, lo que habría eliminado las protecciones para aquellas personas con condiciones de salud preexistentes en plena pandemia.

Durante el Gobierno del republicano se otorgaron exenciones para permitir requisitos laborales en 12 estados, aunque algunos fueron bloqueados en tribunales inferiores.

Biden intenta cambiar el rumbo y ordenó a las agencias federales que reconsideren esas reglas de requisitos laborales. También pidió a las agencias que revisen las políticas que socavaron las protecciones para las personas con enfermedades preexistentes, incluidas las complicaciones relacionadas con el coronavirus.

El Obamacare fue promulgado en 2013 durante el mandato Barack Obama ante la significativa cantidad de estadounidenses desprovista de seguro médico y con el objetivo de garantizar la cobertura, tarifas uniformes y la integración de todos los residentes permanente en el país para asegurarles el acceso a un nivel mínimo de atención médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse