Triunfó el sindicalismo joven sobre los grandes laboratorios y las cadenas de farmacias

La sala Cuarta de la Cámara Nacional de Apelaciones del trabajo falló a favor del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB) en una demanda contra la Federación Argentina de Cámaras de Farmacia

Los jueces de Cámara Héctor Guisado y Manuel Díez Selva hicieron lugar a la demanda que entabló el Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos y condenaron a la Federación de las Cámaras de Farmacias (FACAF) a negociar “colectivamente de buena fe con el actor y abonar al Ministerio de Trabajo mediante depósito en la cuenta especial pertinente una multa equivalente al veinte por ciento (20%) de los ingresos provenientes de las cuotas que deban pagar los afiliados de esa Federación”, lo que sería alrededor de 2 millones de pesos mensuales. La sentencia lleva la firma de los doctores Guisado y Díez Selva de la Sala IV, que actualmente está presidida por la doctora Silvia Pinto Varela.

Para el abogado del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, Andrés Prieto Fasano, este es un fallo que imparte justicia: “devuelve respeto a los derechos de los trabajadores y pone en su lugar a las grandes corporaciones de la Salud”. Prieto Fasano advierte que en este caso “la Sala IV presidida por Silvia Pinto Varela ha dado una muestra de que es posible que se cumplan los derechos de los trabajadores que no tienen voz”.

CLICK ACÁ para leer la sentencia completa

1 pensamiento sobre “Triunfó el sindicalismo joven sobre los grandes laboratorios y las cadenas de farmacias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *