El Gobierno va por la Ley de Góndolas

La iniciativa establece que en una góndola deben competir como mínimo cinco empresas y que ninguna pueda tener más del 30% del espacio, entre otros puntos. Es rechazada por las cámaras que agrupan a compañías alimenticias y supermercados.

El presidente Alberto Fernández anunció que el Gobierno impulsará la sanción de la Ley de Góndolas en el Senado durante las sesiones extraordinarias. En una entrevista televisiva, Fernández resaltó que esa ley representa una “política activa de control” y tendrá como finalidad evitar que algunos empresarios actúen con irresponsabilidad.

“He pedido que se incorpore en el Senado el tratamiento de la Ley de Góndolas durante las sesiones extraordinarias”, resaltó Fernández en declaraciones al canal C5N. El proyecto ya obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados en noviembre pasado pero es rechazado por las cámaras empresarias que agrupan a la industria de la alimentación y a los supermercados.

La Ley de Góndolas propone, entre otros puntos, que una empresa no pueda tener más del 30% del espacio disponible en la góndola por cada categoría de producto y establece un mínimo de cinco proveedores por cada uno. El objetivo, según el texto, es que haya igualdad de oportunidades para las pequeñas y medianas empresas en las estanterías de los supermercados y que la mayor competencia ayude a bajar los precios. Sin embargo, representantes de las empresas proveedoras y supermercados alertaron de que la norma puede generar lo contrario: suba de costos, aumento de precios y despidos de personal.

“La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) ha sido clara en cuanto a que existen instrumentos como la Ley de Defensa de la Competencia y la Ley de Protección del Consumidor que son los idóneos para garantizar la transparencia en el mercado y no creemos que haga falta otra ley para permitir una presencia que ya de por sí es amplia y con participación de las pymes, no solo en los diversos puntos de venta sino también en las propias cadenas de producción y comercialización”, señaló Daniel Funes de Rioja, presidente de la entidad que agrupa a las empresas del sector.

Durante la entrevista, el Presidente también subrayó que desde el Gobierno están siguiendo de cerca la evolución de los precios. “La pelea de los precios la vamos a dar de cualquier modo. No podemos seguir indexando la economía y los precios de los productos básicos que consumen los argentinos”, enfatizó.

Además, destacó que con el programa Precios Cuidados se logró “contener” la indexación, pero advirtió sobre la enorme “irresponsabilidad” de algunos empresarios que están aumentando marcas alternativas. “Eso no está ayudando a este proceso de desindexación de la economía ni a resolver el problema inflacionario”, advirtió, y exigió responsabilidad a los empresarios.

“La estabilidad macroeconómica que la Argentina tiene como asignatura pendiente y que el presidente Alberto Fernández ha señalado, junto a la lucha contra el hambre y la solución sustentable del tema de la deuda externa, como prioridades de su gestión, es un objetivo que compartimos. La inflación afecta consumo e inversión, crecimiento y empleo”, señaló Funes de Rioja.

Pero consideró que, tal como reconoció el Gobierno, los empresarios hicieron esfuerzos que se vieron reflejados en el programa Precios Cuidados, el acuerdo de precios vigentes desde el 7 de enero. “A partir de allí, cada caso de los que se mencionan debe ser analizado teniendo en cuenta la evolución de los costos industriales y también la realidad de la comercialización”, agregó.

Fuentes del sector supermercadista detallaron que, tal como está redactada, la Ley de Góndolas tendrá impacto solo en el 25% del mercado, ya que abarca a unas 13 cadenas, las de mayor facturación. “La ley plantea que el gran problema está en la concentración de las empresas alimenticias. Pero lo que se hace en todo el mundo son procedimientos de desinversión. Eso no se soluciona restringiendo la capacidad de comercialización”, explicaron.

Por su parte, el empresario Víctor Fera, dueño de la cadena mayorista Maxiconsumo, estimó que con la sanción de la Ley de Góndolas, podrían bajar los precios de hasta 15.000 productos. “Si hay una Ley de Góndolas que permita que las pymes compitan con las grandes empresas, van a bajar los precios de 10.000 a 15.000 artículos”, consideró el empresario en declaraciones a radio La Red.

El empresario además advirtió que en los últimos días los precios están subiendo sin motivo. “Hoy tenemos un dólar tranquilo, estable. Y los productos que van medidos en dólares no tendrían por qué subir”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *