Alberto Fernández sobre los Créditos UVA: “Yo advertí el riesgo de esos créditos. Ahí hay una deuda que existe porque el contrato existe”

El Jefe del Estado dijo que es un crédito entre particulares, aunque criticó la distorsión generada en el pasado para estos deudores; en la campaña había dado a entender que el sistema de ajuste cambiaría

El presidente Alberto Fernández defendió hoy la continuidad de los créditos ajustados por UVA aunque criticó la distorsión generada en el pasado para estos deudores.

En declaraciones radiales, el Presidente sostuvo que “son créditos entre particulares”.

El Gobierno decidió semanas atrás que estos créditos, que presentan una mora menor al 0,5%, mantengan el sistema de ajuste por inflación, por sugerencia del Ministerio de Economía y del Banco Central.

El motivo central es que el equipo económico necesita un instrumento de indexación, entre otras razones, para poder colocar deuda en el mercado local.

Pero el grupo de “HipotecadosUVA” volvió a expresar su disgusto por la alternativa elegida, al considerar que el Gobierno debería haber eliminado el ajuste por inflación en estos préstamos.

“Yo advertí el riesgo de esos créditos. Ahí hay una deuda que existe porque el contrato existe”, aclaró Fernández.

“El Estado pagó más de 600 millones de pesos; se generó una distorsión de lo que tenían que pagar con lo que están pagando”, aclaró el Jefe del Estado.

Luego indicó: “Esperamos que dentro de un año todo se ponga en orden”.

El Gobierno decidió que los deudores puedan pagar la diferencia entre la cuota que había quedado congelada desde agosto y la que comienza a ajustarse desde este mes en un plan de pagos de 12 cuotas.

Para entonces, el Gobierno apuesta a que la inflación baje y, por lo tanto, la cuota sea menos gravosa para los deudores.

Mientras tanto, aclaró Fernández “esa diferencia la pagan los bancos, que le cuestan 1600 millones de pesos”.

Los bancos aceptan refinanciar este dinero porque es menos costos y disruptivo que la posibilidad de cambiar el índice de ajuste de los créditos que comenzaron a otorgarse en 2016.

Además, el Presidente subrayó que “el 70% de los créditos fueron dados por bancos públicos”; la mitad del total corresponde al Banco Nación.

“Son 90 mil personas los damnificados. El Estado está aportando 2000 millones de pesos para aliviar su situación, no es que el Estado no hace nada”, se defendió el Presidente frente a la crítica de estos deudores.

Durante la campaña electoral, el entonces candidato Alberto Fernández había cuestionado con dureza la continuidad del sistema de indexación de estos créditos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *