Grupo Indalo: con el aval del 99,95% de los acreedores y cada vez más cerca de Oil Combustibles

Luego de que casi todos sus acreedores aceptaran las propuestas de pago de las deudas, se presentó un escrito ante la Justicia Comercial que lleva adelante la quiebra, para que se reconozca el “avenimiento” y se declare concluido el proceso.

Entre quienes aceptaron las ofertas de pago de sus deudas se destacan Tecpetrol, de Techint; Pampa Energía; Chevron; Axion Energy; Compañía General de Combustibles; Vista Oil and Gas; y Transportadora Gas del Norte (TGN), Shell, los bancos Nación y Macro, y sindicatos como el SUPEH y el de Trabajadores de Petróleo, Gas y de los Combustibles de Origen Vegetal de Santa Fe.

También, en un anexo del documento elevado al tribunal, Oil Combustibles resaltó que junto a AFIP y otros organismos públicos, aceptaron también Acindar; Albanesi; Antares Naviera; Bio Ledesma; Central Argentina Internacional; Edesur; Litoral Gas y Merck, varios municipios y las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Río Negro, Santiago del Estero y Salta.

El abogado dela compañía, Eduardo Favier Dubois, elevó ante el juzgado comercial N° 5, a cargo de María Soledad Casazza un pedido para “solicitar se declare la conclusión del trámite de la presente quiebra por avenimiento”.

“Al día de la fecha, Oil Combustibles, entre conformidades ya agregadas y nuevas, ha presentado conformidades expresas de sus acreedores que representan 95,90% del pasivo verificado o declarado admisible en el proceso de quiebra. Estima esta parte que, con la presentación complementaria, serán presentadas conformidades que elevarán el porcentaje a 99,95 % del pasivo verificado o declarado admisible en el proceso de quiebra”, establece la defensa de la compañía en proceso de quiebra.

El representante legal de Cristóbal López y Fabián De Sousa destacó que “mediando el consentimiento de los acreedores o encontrándose garantizadas las obligaciones comprendidas en el proceso falencial, la potestad del empresario de recobrar la unidad de negocios en proceso de liquidación es una expresión de su derecho de propiedad, así como de su correlativo y vinculado derecho de desempeñar una industria lícita (artículos 14 y 17, Constitución Nacional), en la medida en que, tal como se verifica en autos, de ello no se derivase ningún perjuicio a terceros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse