spot_img

«Estoy convencido que los movimientos sociales son parte de la solución»

Por Miguel Ponce de León

Fuente www.showpolitico.com

Arroyo tiene sobre sus espaldas una mochila cargada de piedras. Según los datos de CEPAL e INDEC, Argentina tiene 13,6 millones de personas pobres y una familia tipo necesita $57.997 por mes para no caer en la pobreza. Todas ellas dependen de los errores y aciertos del ministro para mejorar la supervivencia de millones de familias. El caso M. volvió a echar luz sobre las condiciones de extrema vulnerabilidad de los que ni siquiera tienen un techo ni un plato de comida asegurado. El rol de un ministro que alzó su imagen en los barrios mas humildes gracias a la Tarjeta Alimentar y el IFE.

PDL: En los últimos días hubo protestas de movimientos sociales y sectores de izquierda y acción social ¿Cómo está hoy esa situación?

Arroyo: Primero, yo estoy convencido que los movimientos sociales son parte de la solución a la cuestión social Argentina, claramente. Más allá de las miradas hacia el gobierno, hay movimientos sociales más críticos, menos críticos con el gobierno, todos le ponen el cuerpo en el barrio. En los barrios no hay grieta, en los barrios no hay grieta de verdad. Hay un cura, un pastor, movimientos sociales, gente poniéndole el cuerpo. Hasta hace dos meses todo el tema era lo alimentario, hoy es todo el debate sobre el trabajo, ¿cómo reenganchamos las changas? ¿Y cómo generamos trabajo? Hay que partir de la base que cada viernes que se carga la tarjeta alimentar, que se carga el tercer viernes de cada mes, son diez mil millones de pesos que se vuelcan para la compra de alimentos, de un millón y medio de familias, las madres con chicos menores de seis años tenemos una tarjeta de 4000 pesos y pasó a ser de $6000; las madres con más de un chico menores de 6 años tenían un tarjeta de 6000 pesos y paso a ser de $9000.

PDL: ¿Son intermediarios importantes en el territorio, en los barrios?

Arroyo: Los movimientos sociales si están en los barrios, si colaboran en los merenderos, en los comedores y han ido orientando lo productivo, la mayoría ha ido girando también a actividades que tienen que ver con la economía, la construcción, con el tema del reciclado, van encontrando la vuelta con el tema productivo en un contexto difícil sin duda, representan y muestran a los que nadie ve y para mi ese es un valor muy importante.

PDL: ¿Qué es lo qué están reclamando o lo que mas piden en estos últimos días?

Arroyo: Hay dos problemas en los barrios: El costo de los alimentos, está claro, y el endeudamiento de las familias. Como la plata no alcanza, la gente se endeuda y el más pobre se endeuda en la financiera de la esquina, en el financista del barrio al 200% de intereses. A demás del tema alimentario, es un planteo del tema económico y de trabajo, muchas de las cuestiones son claramente un problema y en muchas estamos trabajando en conjunto y nos reunimos y avanzamos muchos con unidades productivas con los movimientos sociales, también con este esquema de que tengan acceso a máquinas, herramientas e insumos para poner en marcha emprendimientos productivos.

PDL: El gobierno se plantea que hay de alguna manera un combate a los grandes formadores de precios ¿qué ves que se puede hacer con eso?

Arroyo: Hay varias cuestiones para hacer ahí: Una es la lay de góndolas que le tengo mucha fe a que esto vaya ayudando. También en ese proceso hay que lograr que el pequeño productor le venda al consumidor. Con la leche estamos haciendo cosas importantes, el INTA creó una máquina que ensacheta la leche, los productores llegan y ensachetan la leche, la pasteurizan en otra máquina y la vende a menos de 40 pesos el litro, el objetivo es bajar el precio de la leche y mejorar la cuestión sanitaria. En el precio de los alimentos está el problema de la falta de referencia: en un barrio camino 20 metros y hay alguien que me dice «escúchame, acá en el chino de acá este producto vale 50, a dos cuadras sale 90, y a la vuelta sale 170» la falta de referencia también es un problema grave. Lo que hay que hacer es descentralizar, fortalecer pequeños mercados centrales, darles créditos, créditos no bancarios, a tasa del 3% anual. Todo eso va a ir cambiando la situación en la intermediación esta gran parte del problema.

PDL: ¿Hay diferencias políticas entre el sector de Sergio Massa, Cristina Kirchner y del Gobierno de Alberto Fernández?

Arroyo: No están esas diferencias porque conformamos un Frente en el que hay una gran unidad. Formé parte del Frente Renovador durante un largo período, trabajamos nosotros con la idea de la ancha avenida del medio. Hoy la unidad forma parte de la salida. Sergio Massa está haciendo, a mi entender, un gran trabajo como presidente de la Cámara de Diputados, es una persona muy preparada, de las pocas personas que entienden sobre energía, seguridad, políticas sociales y que conoce el interior del país. En el caso de la vicepresidenta Cristina Kirchner ella está en otra liga, es una persona que realmente tiene un pensamiento estratégico, como cuando a fin de año planteó el tema de alinear precios, salarios y tarifas. Y el presidente Alberto Fernández es la persona más preparada para gobernar la Argentina. Tiene el Estado en la cabeza y está haciendo una gran gestión en un contexto de pandemia. Hemos tenido un fin de año en paz, lo cual no es tan fácil. Cuando el presidente dice que empieza por los últimos lo hace de verdad, en ese contexto este es un año de reconstrucción, yo veo un trabajo muy articulado de verdad. Creo que la unidad y la articulación que estamos teniendo es muy importante. Ayudó en el 2020 a sostener la situación y en este año va a ayudar a lograr la reconstrucción.

 

PDL: ¿Cómo quedó su relación personal y política con Sergio Massa?

Arroyo: La relación política muy bien y personal excelente. Tengo reuniones periódicas, voy a la casa de Sergio, conversamos permanentemente, tengo gran admiración por su mirada, por cómo se preparó. Creo mucho en la gente que va y construye un camino y lleva adelante ese camino y Sergio Massa lo ha hecho desde muy joven y políticamente muy bien. De verdad creo que está haciendo una gran contribución en la Cámara. Es un tiempo en donde el Congreso está funcionando más que en otros años a pesar de todo lo que se hace por zoom.

PDL: ¿Cómo vive este enfrentamiento que hay del Gobierno con algunos sectores del Poder Judicial?

Arroyo: Tengo muy claro lo que plantea el presidente Alberto Fernández, la necesidad de generar cambios, la necesidad de generar mejoras, modernizar, de llevar la justicia como al siglo XXI..

PDL: Es un debate pendiente del que hay que ocuparse…

Arroyo: En el ámbito de la justicia, en el ámbito sindical, social, empresarial. Vamos a ser juzgados por cuanto cambios estructurales hicimos. Nosotros no estamos para resistir, estamos para transformar. Yo me fui a dormir el 31 de diciembre del 2020 satisfecho, porque tuvimos un fin de año en paz, porque generamos una política social de contención, porque logramos sostener una situación muy crítica en el medio de una pandemia y en el medio de una caída mundial de la economía. Pero me dije a mi mismo «mi tarea no es esta» por supuesto que nuestro primer objetivo es sostener la situación social, pero mi tarea es reconstruir, transformar. Yo este año tengo que lograr generar 300 mil puestos de trabajo, tengo que urbanizar 400 barrios, tengo que crear 800 jardines nuevos. Es un tiempo y lo veo para todos de combinar derecho con trabajo. Urbanizar 400 barrios es el derecho al habitad a la vivienda, pero es un montón de gente trabajando. La creación del Consejo Económico Social que ha puesto en marcha el presidente Alberto Fernández, que lo conduce Gustavo Beliz va en esa dirección. Llegó el tiempo de cambios profundos, de cambios de verdad.

 

 

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse