El tambo insalubre de Luis Miguel Etchevehere

El proyecto Artigas denuncio que las condiciones de insalubridad en las que se encuentra el tambo de Casa Nueva son evidentes. Algunas claves para el análisis:

La leche tiene su mejor nivel de calidad higiénico- sanitario al momento de ser ordeñada. Todo el camino que realiza desde el ordeñe hasta el consumidor, va perdiendo esa calidad. Por lo tanto, si el ordeñe es en un ambiente contaminado como el tambo de Casa Nueva, es muy probable que el producto contenga una alta carga bacteriana de microorganismo de alto poder patógeno como la bacteria de la tuberculosis que resiste la pasteurización. Es alarmante pensar en que un niño, niña o ancianos consuman la leche que sale de ese tambo.

La estructura edilicia evidencia un sistema de ordeñe que dejó de utilizarse hace 20 años, el sistema de “vaca a la par” sin fosa. En la década del 90 fue descartado porque implica un riesgo para la salud del operario que debe trabajar agachado en cuclillas durante 8 horas, y además un riesgo de ser lastimado por el animal porque no existe distancia adecuada ni protección con respecto a la vaca que está ordeñando.

La precariedad de la instalación eléctrica que puede verse en las imágenes, también pone en riesgo la seguridad de quienes trabajan en ese lugar a diario.

 

Se supone que un ex ministro y ex presidente de la Sociedad Rural Argentina debe predicar con el ejemplo. Pero no es el caso, aunque recursos para hacerlo no le faltan. Estas imágenes son evidencia de un sistema que no se preocupa por producir alimentos sanos ni tampoco se preocupa por la integridad de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse