Detuvieron a un joven que atacaba supermercados chinos porteños con granadas de humo

Un joven de 21 años fue detenido como presunto autor de una serie de ataques vandálicos contra supermercados chinos cometidos bajo una increíble modalidad: accionaba granadas de humo que colocaba dentro de las góndolas de los comercios y después se retiraba.

Según confirmaron fuentes policiales, el acusado -identificado como T.G.S.- cayó luego de la denuncia en agosto de la propietaria de un supermercado ubicado en la calle Matheu al 1700, en el barrio porteño de San Cristóbal, quien le indicó a la Policía que en uno de sus estantes se accionó un artefacto que arrojaba humo.

Con los datos brindados por la dueña, personal de la División Pericias y Técnicas del Departamento Escuadrón Antibombas llegó al negocio y secuestró el artefacto. Según indicaron las fuentes a este medio, si no hubiese sido controlado a tiempo, podría haber generado un incendio al tomar contacto con materiales combustibles.

Además del secuestro de la granada, la mujer entregó las filmaciones de la entrada y los pasillos del supermercado. Según se observa en el video, las autoridades pudieron comprobar que el autor del ilícito había sido un hombre que utilizaba un casco de motociclista y que antes de lanzar la granada había tomado contacto con otros elementos del lugar. Ese detalle sería el comienzo de su final.

Uno de los productos que el delincuente había tocado en medio de su ataque con granadas fue un paquete de galletitas. Tras ser llevado a analizar por la División Papiloscopía y Patronímica de Policía Científica, los peritos detectaron en el producto huellas dactilares aptas para determinar la identidad del sospechoso. Finalmente, con el sistema APFIS y el archivo de registros por denuncias de robos y violencia de género, se pudo identificar al presunto agresor.

Con el dato, los investigadores comenzaron se realizaron trabajos de ciberpatrullaje sobre perfiles de redes sociales hasta que se halló un domicilio sobre la avenida San Juan al 2000, en el que aparentemente viviría el sospechoso. Las tareas continuaron en la zona y lograron certificar que el hombre trabajaba como repositor en un supermercado chino lindero a su domicilio.

Similar Articles

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicidadspot_img

Instagram

Mas populares

Desarrollo Web Efemosse