Alberto Fernández inaugura obras

El presidente Alberto Fernández encabezará este mediodía, en el partido bonaerense de Avellaneda, el acto de inauguración de las obras de ampliación del edificio donde funciona el Departamento Judicial Avellaneda/Lanús, que permitirá facilitar el acceso a la justicia de los vecinos de la zona.

El jefe de Estado será acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y el intendente local, Jorge Ferraresi.

También asistirá al acto el presidente de la Suprema Corte de Buenos Aires, Daniel Fernando Soria.

Durante la actividad, según se informó oficialmente, además se llevará a cabo la firma de un convenio entre el Ministerio del Interior y la Municipalidad de Avellaneda para la ejecución de obras con financiamiento del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata.

El acto está previsto para las 11.30 en el edificio municipal «Beatriz Mendoza», ubicado en Carlos Pellegrini 350, de la localidad de Piñeyro, sobre la ribera del Riachuelo.

El edificio lleva el nombre de la vecina de Avellaneda que inició hace años una de las causas judiciales que derivaron en la creación de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), durante la presidencia de Néstor Kirchner, y la consiguiente decisión de comenzar con las políticas concretas de intervención en el saneamiento de la ribera.

La construcción, que se encuentra ubicada sobre la ribera del Riachuelo, a metros del puente Bosch, fue a fines del siglo XIX la sede de una fábrica de vidrio denominada Cristalería Papini, fundada por Rafael Papini, un italiano extrabajador de Rigolleau.

Durante décadas fue una gran planta productora de elementos de vidrio para el mercado de entonces, pero, tras su paralización, permaneció abandonada durante décadas hasta que en 2012, con el saneamiento del Riachuelo, fue recuperada por el Estado y puesta bajo la administración del municipio de Avellaneda.

La propuesta de refuncionalizar este histórico edificio responde a los requerimientos de espacios necesarios para que allí puedan funcionar también el resto de las dependencias del poder judicial, para facilitar de este modo a los vecinos un mejor acceso a la Justicia, mediante un proceso de descentralización y acercamiento, señalaron las fuentes.

El proyecto de obras se desarrolló en dos sectores del edificio, en donde se concretó una sala para central hidráulica y ascensores,

remodelación de los sectores para diferentes tribunales correccionales y de ejecución, y sala de juicio oral; restauración de la fachada y entrepisos; refección de los lugares donde funcionarán juzgados en lo criminal, y otros trabajos.

El denominado Polo Judicial de Avellaneda comprende además otro edificio, ubicado en Avenida Mitre 2.600, en el cual se ampliaron las instalaciones y se pusieron en valor el segundo y tercer piso, se mejoró el sistema de ascensores, se unirán los dos cuerpos de la construcción y se ampliaron todos sus espacios para conseguir una óptima funcionalidad de los diferentes tribunales y fiscalías a radicarse allí.

Esta obra había sido paralizada en 2016 por la gestión anterior y ahora fue reactivada con el objetivo de prestar un mejor servicio de justicia, destacaron las fuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse